EL GOBIERNO DE LOS COMPADRAZGOS

 EL GOBIERNO DE LOS COMPADRAZGOS

Hay golpes en la vida tan fuertes… Que te dejan morado…

Este país ha sido asaltado por una tropelía morada, una collera de amiguetes que esperaron el momento exacto para hacerse con el poder, de esta manera, el Perú, cual fundo expropiado por la reforma agraria de Velasco es administrado por un incapaz, cuyo único mérito que le aplauden los jóvenes del bicentenario como focas de espectáculo circense, es el tan citado poema de Vallejo en su mensaje a la nación.

El presidente Sagasti no sólo quebró la ilusión de miles de peruanos que esperaban un mandato de transición saludable, o por lo menos apacible. No señores, este gobierno aún no encuentra norte y sigue a la deriva en un océano de tiburones que pretenden desestabilizar el país y sumirlo en la desgracia comunista que cubre poco a poco a Sudamérica

Sagasti se puso la banda presidencial y desde que inició su mandato de transición lo más resaltante fueron sus desaciertos; la designación de Rubén Vargas en el MININTER y el posterior degollamiento de 18 Generales de la Policía Nacional para complacer en el cargo a su amigo Cesar Cervantes, fue el inicio de una de las crisis nunca antes vista dentro de la institución. Uno a uno iban cayendo las renuncias de altos mandos en el interior de la policía, hasta que, un destape de Nicolás Lucar, provocaría la renuncia y dejaba en evidencia la omisión descarada en la declaración de Vargas al aceptar la cartera del interior y no admitir que tenía un hermano senderista y mano derecha del inefable Abimael Guzmán, el jefe máximo de la Policía, el indómito Ministro del Interior era hermano del líder terrorista Zenón Vargas (a) El Zorro.

MI GOBIERNO, MI CHACRA

Este latifundio llamado Perú, tiene como hacendado un septuagenario amante de la poesía vallejiana llamado Francisco Sagasti, y, como era de esperarse, hace y deshace con los cargos de confianza.

En un país malacostumbrado a la conocida y criolla práctica de la “vara”, resulta utópico pensar que algún día su población cambiará estas malas artes, si tenemos en cuenta que la autoridad máxima copa los cargos públicos del estado con amigos o conocidos suyos, y que mejor si son de su partido político. Los peruanos nos preguntamos ¿Qué hace José Elice en el Ministerio del Interior? ¿Cuál fue su mérito? Es un advenedizo en temas de seguridad nacional, pero eso poco o nada importa si fuiste candidato al congreso por el Partido Morado (#9) y defendiste al líder Guzmán durante su “roche” y posterior huida del incendio en un romántico departamento limeño.

El número 13, si ese cabalístico y hasta afamado número que llevó a Susy Diaz al parlamento es el que llevó Carlo Magno Salcedo en la elección congresal pasada, dicho personaje de confianza de Sagasti, es ahora Asesor Presidencial y nuevamente candidato, esta vez con el número 6 en el pecho de su camisa morada, Una completa arbitrariedad política.

Giaccomo Ugarelli Delgado no solo es militante morado, sino también partícipe activo en estas elecciones congresales con el número 10, ¿Y qué creen? También es flamante Asesor Presidencial, sus cortos 28 años le han dado resultados para instalarse en Palacio de Gobierno. Mientras Ugarelli era designado asesor personal de Sagasti, los medios nacionales –acostumbrados a la zalamería- como el Diario Ojo, titulaban la noticia: “¿Quién es Giaccomo Ugarelli? Asesor de Francisco Sagasti causa furor y roba suspiros”, claro, estos medios nunca fijaron su atención en la práctica anti ética de postular al congreso y mantener un cargo en el oficialismo, no cabe duda que para este tipo de prensa la belleza siempre se impone a la razón y veracidad.

Esta es nuestra realidad amable lector, un gobierno de compadrazgos que llegó al poder por azares del destino, un gobierno endeble que en cualquier momento sede ante el acostumbrado oportunismo del congreso, o porque no, ante las continuas marchas y protestas que salen todos los días. Esta frase chiché ya la leyó y escuchó antes, pero en este país, nunca estará demás recordarla hasta el hartazgo: “Piense bien a quien le da su voto”.

Jeison Rosas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *