El investigador de la UPCH, Germán Málaga mencionó que 30 personas recibieron tres dosis de vacuna COVID-19 para evaluar futuros estudios.

 El investigador de la UPCH, Germán Málaga mencionó que  30 personas recibieron tres dosis de vacuna COVID-19 para evaluar futuros estudios.

Germán Malaga, investigador de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y jefe del programa de los ensayos clínicos de la vacuna China Shinoparm, señaló que un grupo de 30 personas recibió tres dosis contra el coronavirus para evaluar la posibilidad de futuros estudios.

En entrevista, señaló que él y otros especialistas de diversos rubros se autoinocularon tres dosis de la vacuna de laboratorio chino para evaluar la respuesta inmunológica del organismo, a fin de determinar la viabilidad de una futura investigación.

“Estamos en la idea de hacer un ensayo clínico posterior a este, en el cual vamos a ver si tres dosis es mejor que dos. Hemos sido autoconejillos de indias. Un grupo de nosotros nos hemos inoculado para evaluar cómo van las respuestas, si realmente vale la pena desde el punto de vista clínico aumentar el número de anticuerpos”, expresó.

“Somos 30 personas de diferente tipo, a ver qué pasa con una tercera dosis, medimos antes los anticuerpos a ver si se justifica un ensayo clínico de esa naturaleza con esas características. No debería decirlo así porque no tengo las autorizaciones”, añadió.

De otro lado, Málaga negó que haya otras listas de vacunados de manera irregular y dijo que no tiene ningún inconveniente en que dicha información sea verificada por las autoridades.

“No hay otras listas se lo garantizo. Esas son todas las personas que han recibido, de la cales 400 son parte del estudio directamente. No tenemos ninguna objeción a que esa información se verifique, las vacunas obrantes están en el Cayetano (Heredia), nos han servido para vacunar a nuestros placebos que están en primera línea”, acotó.

Finalmente, el investigador de la UPCH aclaró que él no decidía a quién se le aplicaba las vacunas y que era personal “de enlace” de la Cancillería y del Ministerio de Salud (Minsa) encargado de seleccionar a los participantes del estudio.

“No es así (no decidía sobre la vacuna). Recibimos instrucciones de que las vacunas venían para personal, personal relacionado. Además recibimos la instrucción de que las personas del Minsa y de Relaciones Exteriores que participaban de alguna manera en el estudio podían beneficiarse”, subrayó.

“Había un personal de enlace de Relaciones Exteriores y del Minsa que seleccionaban a las personas que podían participar en el estudio y las enviaban al centro, nosotros no controlábamos esas indicaciones. Nosotros actuamos de buena fe y no decidimos sobre esas vacunaciones”, sentenció.

Helen Choquemaqui

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *