Madre e hija, las inesperadas alcaldesas de Arequipa

 Madre e hija, las inesperadas alcaldesas de Arequipa

El 31 de mayo del 2018, Lilia Pauca Vela juramentaba como alcaldesa provincial de Arequipa. Las aspiraciones políticas de su predecesor inmediato, Alfredo Zegarra Tejada, lo condicionaban a abandonar el cargo en la búsqueda por alcanzar el sillón del Gobierno Regional. Como primera regidora, asumió el timón de la comuna por cerca de siete meses. 

Dos años después, el desborde de la pandemia en las últimas semanas hizo que se repita la historia. Shirley Alcócer Pauca, hija de Lilia, recibió en encargatura la alcaldía de la provincia de Arequipa, por la ausencia de Omar Candia Aguilar, en cuarentena tras confirmarse que contrajo el coronavirus.

publicidad

A diferencia de Pauca Vela, Shirley Alcócer no era la sucesora directa en la cadena de sucesión. Por delante suyo está Ángel Linares Portilla, primer regidor provincial y exalcalde de Characato, quien al estar convaleciente por el covid optó por declinar de la encargatura en resguardo de su salud.

El reto que asume la hoy alcaldesa llega en sus primeros meses como regidora. Antes de las Elecciones Municipales 2018 no acumuló experiencia previa en cargos políticos. En la hoja de vida que declaró ante el Jurado Nacional de Elecciones, solo refiere experiencia laboral como químico farmacéutica en Sedapar, desde el año 2003.

0 Reviews

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *