Magistradas se reunieron con Martín Vizcarra a fines de marzo de 2018 y a la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, no le quedó más remedio que separarlas.

 Magistradas se reunieron con Martín Vizcarra a fines de marzo de 2018 y a la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, no le quedó más remedio que separarlas.

La reunión entre Vizcarra y las fiscales Sanchez y Castro se produjo en el departamento de la vecina de esta última, Ana Ascama Chacaliaza, en San Isidro, a fines de marzo de 2018 o a inicios de abril.

Vizcarra tenía poco tiempo como presidente. También estuvo el mayor PNP Manuel Arellanos, a cargo de las interceptaciones telefónicas del caso.

El caso explotó tras una columna del periodista Ricardo Uceda, en La República, en la que señala que en la cita se habría hablado de la investigación vinculada al empresario Antonio Camayo y de un audio que vinculaba al entonces jefe de Estado con la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto.

Sobre esta reunión, las fiscales Castro y Sánchez han dado versiones distintas. La primera dijo, el lunes por la noche, que fue su colega Sánchez, quien la llamó “preocupada porque la mafia era grande, nos iban a hacer daño, teníamos que buscar ayuda. Ella tenía conocimiento que Martín Vizcarra vive en el lugar donde yo vivo”. Por ello, admitió que le pide una reunión a su vecino “en su casa”.

Al día siguiente, Sánchez negó esta versión y descartó haber conocido que Vizcarra sea el vecino de Castro.

“Eso es falso, yo nunca he solicitado ninguna reunión. En primer lugar porque yo he desconocido que la doctora Castro vivía en un condominio donde también viviría el expresidente de la República. Yo fui invitada por la doctora Castro a un domicilio de una amiga con la que ella venía realizando un contrato de compra venta de un departamento. En ese domicilio se encontraba el señor Vizcarra”, indicó Sánchez.

La magistrada añadió que la reunión se produjo a fines de marzo o inicios de abril de 2018, tras la asunción de mando de Vizcarra a la presidencia de la República.

Negó haber hablado con Vizcarra sobre las investigaciones del caso Cuellos Blancos del Puerto y sostuvo que solo estuvo por diez minutos en el departamento.

En otro momento, Sánchez dijo que Zoraida Ávalos estuvo al tanto de la reunión por la relación que esta mantiene con Sandra Castro.

“Yo entiendo que la fiscal de la Nación (Zoraida Ávalos) sí tenía conocimiento por la confianza que tiene (Sandra) Castro con ella. Me consta, de alguna manera, había una oportunidad en la que Castro había ofrecido ser el enlace para el tema del presupuesto que necesitaba el Ministerio Público. Entonces, se debe entender que la fiscal de la Nación sabía que Castro era amiga, conocida o vecina del presidente de la República”, comentó Sánchez.

Sobre el tema, Vizcarra dijo a RPP que la reunión se produjo a pedido de su vecina, Sandra Castro y que allí se conversó sobre la seguridad personal de las fiscales.

Descartó que allí haya recibido alguna información sobre el caso Cuellos Blancos.

Helen Choquemaqui

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *